Ir al contenido principal

Silhouette reloaded

Que estudié, sabés. Que me gusta leer, aprender y expandir la conciencia también.

Que ando por la vida despeinada y la ropa sin planchar, lo intuís.

Hace poco te enteraste que los paraguas y yo tenemos una relación esquiva y que los techos no son opciones para mí los días de lluvia. Aunque eso no quiere decir que con cada lluvia salgo como una boluda con los brazos abiertos gritando "lluvia ven y empápame".

No sabés seguro que escribo fics y todas las escenas de sexo ardiente las dejo colarse ahí. Voy mejorando, las primeras escenas de sexo eran muy pedorras, pero hay que seguir puliendo. Por ahora me sale mejor hacerlo que escribirlo, pero me tengo fe.

No, ni pienses, no te voy a dar la dirección de mis fics. La tiene una sola persona de la matrix. Y juró silencio.

Que siempre quise ser escritora pero como no me dio el cuero me hice periodista, oficio noble pero bastardeado, a veces con injusta razón. Del oficio me quedaron el amor por la brevedad y laburar bajo presión para que la escritura fluya. Sin embargo, me siento mejor cuando escribo a mano alzada.

No sabés de mí más de lo que te muestro, que es mucho, que es nada, pero nunca máscara. Sombra y persona se alternan. Pero no toda mi sombra. Lo suficiente para no dar target de vida perfecta. Ustedes eligen un pedacito de mí y tal vez, sólo tal vez se quedan conformes. O no les interesa más allá de la mina de "amor profano". O tanto más que enseguida armamos un puente y un encuentro.

Me aburre la estupidez. La repetición constante. Los que se creen bárbaros. Los que creen que saben todo y que no se equivocan nunca. Los que juzgan lo que hacés pero no lo que hacen. Los narcisos que no lo admiten. Me aburro de mí cuando me pongo pelotuda.








Entradas más populares de este blog

Tempora tempore tempera -Aprovecha el tiempo oportunamente-

Es como cuando viste el borde del mundo. Esa sensación de infinito, de pequeñez (propia) y de inmensidad (del mundo). El mundo es todo eso ahí, lo que no abarcás con los brazos, lo que escapa a la mirada, lo que fue, lo que es, lo que será futuro a partir de este instante y este instante y esta instante... Tiempo, fugaz, eternidad que dura un parpadeo pero te marca para siempre. Si tenés suerte. Sino es como el perro de pelea que no suelta hasta que lo que tiene en la boca no de ja de moverse. Así que claro, pequeño muy pequeño para que el perro no te encuentre.

Cosas que te vuelven de golpe. Flashes cegadores de memoria en carne viva. Cerrás los ojos y te tapás la cara con el brazo en un vano intento de protegerte del resplandor. Porque es adentro. Te pasa adentro y querés huir. Más adentro no, más adentro es la médula y ahí duele como mil demonios sanguinarios. Entonces, decís, afuera. Afuera, ese lugar lleno de Otros que justo hoy son tan amenazantes, presencias que te aluden -y vos…

Toda una definición

Cuando yo uso una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty-- es saber quién es el que manda.

Sakura - Las flores del cerezo-

Sakura es la flor del cerezo. Y su florecimiento se festeja con una celebración llamada Hanami. En esa fiesta las familias, los amigos se reúnen para observar la belleza de las flores y hacen pic-nics bajo su sombra blanca y rosada.

La flor del cerezo simboliza la fugacidad, su bellos capullos se abren de un día para otro y su fragilidad es tal que nada garantiza que permanezcan el tiempo suficiente como para que puedas darte el lujo de decir "mañana voy". El viento o una repentina lluvia pueden llevarse a estas delicadas sakuras y aunque la lluvia de pétalos sea, también, un espectáculo digno de verse, dicen que no es lo mismo.

¿Tengo que aclarar que fui a ver Las flores del cerezo?

Bella. De una belleza extraña, de una intimidad que te hace mirar hacia adentro y preguntarte ¿quién soy? ¿soy feliz? y cosas por el estilo. No son preguntas agradables cuando no tenés respuestas rápidas... o ganas de enfrentar la respuesta. Hacia el final de la película, le pregunto a mi amiga El…