Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2015

Siete años después

Hace siete años estábamos de finales y principios. También ahora.
Con la primaria se cierra una etapa de exploración lúdica tan gloriosa como la imaginación  lo permita y te lo permitió mucho. Fueron años de profundo aprehendizaje.
Desde lo formal a lo emocional. De amores y odios. De reconciliaciones. De perdones y no tanto. De transcurrir sin prisa, sin pausa y también a los apurones. Y en el medio de tanto desorden, se fue perfilando la belleza. La belleza a la que me refiero tiene que ver con  los modos en que se expresa el alma y viceversa.
Definitivamente orgullosa de vos, quiero que sigas así de imperfecta, porque eso te va a permitir querer ir más allá siempre.
Y  este nuevo comienzo que te traen tus trece —T R E C E, el dos de enero— viene de  adolescencia, de cambios bruscos, de hormonas, de peleas, de confrontaciones, de llantos, de amores y decepciones, de frustraciones y también de alegrías, complicidades, grandes y pequeños gestos. Y ojalá, y esto te lo deseo desde lo m…