Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2011

Nos queda pendiente una revolución

Y claro. Se le cayeron las rayas. No todas, pero las suficientes como para que se pregunte ¿y esto?

Así deben estar algunas fuerzas políticas, preguntándose qué pasó. Algunos van a negar; van a acomodar la derrota remarcando que perdió él pero ganó ella; dirán que esto no afecta en lo más mínimo nada de nada. El que perdió, todo un caballero, aclaró que no hay traidores -como si a Lole le calentara...¿algo le calienta al Lole?-; que el candidato es el que se tiene que hacer cargo de la derrota -¿un palito para Filmus?-; y, fundamentalmente, felicitó a los ganadores. casi me da un soponcio. Este hombre no es kirchnerista de pura cepa me dije entre mí y efectivamente, el señor es peronista y luego adepto a la cosa transversal que inventaron los Kirchner. Desbarrancó cuando le atribuyó al Néstor una frase de Perón, cuando dijo que ganaron en todas las comunas, aunque acá puede que yo haya escuchado mal y que se haya referido a que retuvieron las que ya tenían, y cuando transformó en triu…

Uno más

Todo comenzó comenzando. Un buen día quise surfear la ola bloguera y abrí una cuenta. En esa época, todo estaba en inglés y tenías que editar a mano el código html. Chirusa fue mi aliada invaluable, la que me enseñó a usar el código, a subir música en servidores, a jugar con las plantillas y acomodarla hasta que me expresara. Y además, ahora es mi amiga.
Esas cosas me regaló este pedazo de la matrix: amigos.

Este blog ha sido el registro de mis últimos cinco años. Lloré, me enojé, despotriqué, me alegré, me apasioné, demostré mi amor, mi interés, mi odio, me maravillé. Y abrí más blogs, por supuesto. pero ninguno como éste. Éste no tiene igual porque me los trajo a ustedes y me devolvió mis palabras. Me dejó espacio en el tiempo. Me ayudó a destejer fantasmas. A pensar lo impensable. A desparramar la emoción por aquí y por allá.

Amor profano soy yo. Amor profano sos vos. No hay manera de despejar la X. Menos mal, porque en el cruce, estamos todos.

Puf

Ya se terminó. Ya la operaron y los fantasmas se fueron por donde sea que hayan venido.
Agradezco los llamados, los mails, los mensajes de texto, los mensajes privados en el feis, los mensajes en el muro, porque me animaron a mí y a la petisuí, porque dan cuenta del gran cariño que circula por allí. Y el amor se agradece, che.

Yo tenía miedo. Había personas que en su intento de animar no tenían en cuenta que el miedo no puede racionalizarse. Se siente y como me dijo Zorgin, con el miedo no se negocia. Y más difícil se vuelve cuando a tu propio miedo se le suma el de tu hija. Cuando te dice, de golpe, en la calle, "¿y si algo sale mal y no los veo más?" refiriéndose a los hermanos, al padre, a mí. Y se larga a llorar.  Entonces, te ponés a hablar de la parca sin nombrarla. Le reconocés su existencia y empezás a hacer planes para plantarle cara y pelea. El "todo va a salir bien" no funciona con los chicos, porque atrás de eso viene "¿y cómo sabés que va a salir …